26 Nov, 2022

|

|

Contacto

Nacional

23 Nov, 2022

Con alegría se vivió la tradicional Procesión de la Virgen del Carmen en Penco

equipo-de-prensa-informa-al-minuto

La procesión recorrió las calles de la comuna y luego se realizó un desfile.

Una gran cantidad de personas participó con gran entusiasmo y devoción en la tradicional Procesión de la Virgen del Carmen, que se realizó la tarde del pasado domingo 20 de noviembre en la comuna de Penco.

Con carros engalanados para la ocasión, las diversas comunidades rindieron honores a la Patrona y Reina de Chile, en una procesión que se inició a las 15:00 horas desde la Parroquia Nuestra Señora del Carmen.

La procesión avanzó por las calles de la comuna, donde era esperada por grupos de fieles de todas las edades, algunos de los cuales incluso adornaron sus casas y prepararon altares. También había quienes se vistieron como personajes bíblicos e incluso había una Virgen María en el techo de un inmueble.

Terminada la procesión, las camareras y camareros de la Virgen del Carmen dejaron la imagen de Nuestra Señora en el frontis del templo parroquial, tras lo cual la Banda Los Amigos de la Virgen entonó el himno nacional y luego se realizó un desfile en su honor.

Los primeros en desfilar fueron los acólitos de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Penco, luego rindieron honores a la Virgen miembros de las agrupaciones Sagrado Corazón y Divina Misericordia de la Parroquia La Purísima de Lirquén, cuyo Párroco es el Padre Raúl Castillo. También se hizo presente la Parroquia Divino Redentor, junto a su Párroco, el Padre Marcelo Bustos.

Luego desfilaron algunos grupos parroquiales, como la Pastoral de la Salud, las Camareras de la Virgen del Carmen, los jóvenes de EJE, los grupos de Catequesis Familiar de Iniciación a la Vida Eucarística y los grupos niños y jóvenes de Liturgia.

También se hicieron presentes el grupo de mujeres de Encuentro de Madres en el Espíritu (EME), el grupo de hombres de Encuentro de Padres en el Espíritu (EPE) y la agrupación de Santa Teresita del Niño Jesús con niñas y niños vestidos de angelitos.

Asimismo, desfilaron con carros alegóricos las comunidades: Perpetuo Socorro, El Rosario, Cristo Misionero, Santa Teresa, Pedro Apóstol, Fátima, Nuestra Señora del Boldo, San Alfonso, San Jorge, Jesús Nazareno, Sagrada Familia, Pablo VI y las Comunidades Rurales.

Después rindieron honores a la Santísima Virgen la agrupación Hombres Católicos, los Taxistas de Penco y los Clubes de Huasos.

Finalmente, la imagen de la Virgen del Carmen retornó al interior del templo parroquial, entre vítores, pañuelos blancos y campanadas.

Alegría y esperanza:

El Párroco de Nuestra Señora del Carmen, Padre Víctor Fernández, afirmó que “es un acontecimiento muy hermoso, muy significativo y que da mucha esperanza, porque es una manifestación viva de la fe que la gente conserva de tradiciones que se mantienen”.

En ese contexto, destacó que en esta procesión participan familias completas y gente de todas las edades, y que “es la Virgen la que atrae. Y ciertamente, a través de ella todos llegamos al Señor”.

“Así que estoy muy contento y agradecido de Dios por este acontecimiento que hemos vivido aquí en Penco este domingo”, expresó.

Marlene Paredes, quien participa en esta procesión desde hace más de 30 años, manifestó que tiene “mucha fe en la Virgen y ella me ha ayudado bastante, porque mi vida no ha sido fácil”. Además, valoró el poder retomar esta procesión luego de la pandemia de covid-19, pero pese a la gran cantidad de personas que participó, aseguró que “antes la cantidad de gente era extraordinaria, ahora no se atreven por el tema del contagio”.

Por su parte, Ricardo Mercado destacó el nivel de participación y sostuvo que “es una tradición en Penco, yo participo hace bastante tiempo. Profeso la fe católica, creo en Dios y esa es la motivación más grande que uno tiene en un evento como este”.

En tanto, Doris Fernández fue una de las personas que puso un altar afuera de su vivienda y relató que su mamá, que falleció hace cerca de 15 años, lo hacía todos los años, “entonces sus hijos siempre hemos tratado de seguir esta tradición”.

Mientras que Griselle Andrades señaló que participa desde pequeña en esta peregrinación y expresó su alegría por “después de tanto tiempo sin poder juntarnos en este evento de nuestra Madre, que haya venido mucha gente. Estoy feliz, además hizo un día muy bonito. Ha sido hermoso”.

Además, indicó que “desde chiquitita a uno le inculcan la fe, nuestros padres nos llevan a hacer nuestros sacramentos y de ahí uno empieza a participar cada vez más, la fe va creciendo y uno le va tomando el peso y ahí empieza también después a inculcar lo mismo en su familia y todos participamos. Mi marido y mis hijos tocan en el coro, entonces es maravilloso para nosotros como familia poder asistir”.

También Alfredo Pérez expresó su alegría por haber podido retomar esta tradición. Lleva 30 años animando la procesión y comenta que “ha sido un gran privilegio para mí realizar esta labor, que no es fácil, pero es encantadora. Uno llega a su casa agradeciéndole a la Virgen por los dones que le otorga, porque yo soy un laico, no soy un locutor, no soy una persona que ha estudiado comunicaciones, y lo que he logrado ha sido solamente por gracia de Dios. Así que agradecer a todas las personas que me quieren, que me apoyan en el llamado que me hace la Iglesia, porque este es un llamado, no es que yo me ofrezca. Todos los años la Iglesia llama a quién podía animar esta procesión y ahí tenemos la gracia de que ha llamado a Marianella y a Óscar y a mí para poder animar. Así que contento al final de la jornada, feliz porque pudimos aportar un granito de arena para esta fiesta en honor a nuestra Madre, la Virgen”.

Asimismo, se mostró agradecido y alegre, “porque la gente esperaba nuevamente reencontrarse con Ella, con la Virgen”.