29 May, 2024  |  

Contacto  |   Quienes somos
Informa al minuto

Entrevistas

11 de Mayo

Psicóloga Javiera Flandez sobre la salud mental: "En Chile existe una fuerte presión por mantener una apariencia de fortaleza"

Autor | Informa al minutoEquipo-de-prensa-informa-al-minuto

Fuente imagen | Informa al minuto Javiera Flandez / Informa Al Minuto

La depresión es una condición que puede afectar a personas de todas las edades, pero se presenta con mayor frecuencia en individuos deentre los 15 y los 30 años.

Especialistas de las áreas psicológicas, psiquiátricas y sociales destacan que los trastornos mentales en nuestro país arrojan cifras cada vez más preocupantes y que existe una brecha importante entre su alta prevalencia y el escaso presupuesto público que está destinado a los tratamientos y prevenciones.

 

De acuerdo al “Termómetro de la Salud Mental en Chile 2023”, realizado por la UC y ACHS, un 17,5% de las personas encuestadas exhibieron síntomas asociados a una probable presencia o sospecha de este tipo de problemas, un aumento de dos puntos porcentuales comparados a la entrega anterior.

 

Sobre la Salud Mental, Informa Al Minuto conversó con la Psicóloga Javiera Flandez quien define este concepto como “Una tarea pendiente que aunque queramos hacernos los desentendidos, sigue latente o en otras palabras, el elefante en la sala de la felicidad fingida. La verdad es que pareciera que no hay tiempo para dedicarle a nuestra salud mental, pareciera que siempre está en lo último de nuestra lista de responsabilidades”.

 

Ella destaca que “En Chile existe una fuerte presión por mantener una apariencia de fortaleza, lo que a menudo lleva a las personas a reprimir sus emociones hasta el punto de “explotar”. Esta desregulación emocional es comúnmente vista como un signo de carácter fuerte”.

 

“Además, existe una tendencia a buscar soluciones rápidas a los problemas de salud mental, a menudo en forma de medicamentos. Aunque estos pueden ser una herramienta importante en el tratamiento de ciertas condiciones, cabe mencionar que no se trata de desvalorizar el aporte de la farmacología, de hecho se ha evidenciado los efectos positivos del uso de la sertralina en los trastornos ansiosos o del litio en los casos de trastorno bipolar y existen muchos más ejemplos. Sin embargo, también pueden ser una forma de evitar enfrentar los problemas subyacentes. Quiero decir que debemos apuntar a tratamientos complementarios”, menciona Javiera.

 

“Por otra parte, las nuevas generaciones en Chile están desafiando las normas tradicionales y valorando más la salud mental. En mi trabajo con adolescentes, observo un compromiso profundo con la ruptura de la norma de producir a costa de su bienestar emocional. Estos jóvenes no solo poseen un conocimiento más amplio en este ámbito, sino que también establecen límites saludables para proteger su salud mental. Este cambio en la mentalidad podría influir en cambios positivos en la sociedad en general, conduciendo a una mayor aceptación y comprensión de los problemas de salud mental, y a la implementación de políticas y prácticas más saludables en las escuelas y lugares de trabajo”, agregó.

 

Consultada por ¿Cómo una persona enfrenta y convive con la depresión, Flandez explica que “Como toda respuesta en psicología “depende”. No todas las personas con depresión actúan, sienten y piensan de la misma manera. Esto se debe a que cada individuo tiene diferentes recursos personales, vínculos interpersonales y contextos particulares. Algunas personas con depresión logran externalizar su experiencia y buscar ayuda, mientras que otras pueden normalizar los síntomas depresivos y convivir con ellos”.

 

“Para enfrentar la depresión, es importante alertar a nuestro entorno cuando nos cuesta cuidarnos a nosotros mismos. Esto puede incluir a nuestra familia, amigos, conocidos, pero también a profesionales de la salud, quienes realizarán los protocolos correspondientes”.

 

“Asimismo, encontrar una psicoterapia que se ajuste a nuestras necesidades puede ser de gran ayuda, ya sea para proporcionar contención emocional, hacernos sentir escuchados, facilitarnos el poder encontrar un sentido de vida, reconocer recursos personales que nos permitan sentirnos más capacitados para enfrentar los problemas, entre otros. El tratamiento será distinto para cada persona”, explica.

 

“También serán importantes las estrategias de autocuidado, esto incluye alimentación saludable, actividad física e higiene del sueño, estos elementos interactúan con nuestro estado de ánimo y salud en general”.

 

“Es importante considerar que las patologías de salud mental no son solo problemas individuales, sino que también son alimentadas o contribuidas por la sociedad en la que vivimos y a partir de esto, van a haber factores externos que están medianamente o más allá de nuestro control y aspectos en los que podemos intervenir y hacer cambios”, responde Javiera.

 

Pero, y entonces, ¿Como detectamos si un cercano está con depresión? La Psicóloga comenta que en el caso de la depresión deben estar presente al menos cinco de los nueve síntomas:

 

Estado de ánimo bajo: La persona se siente triste o deprimida la mayor parte del día, casi todos los días.

 

Pérdida de interés: Hay una disminución notable en el interés o el placer en todas o casi todas las actividades que solían disfrutar.

 

Cambios en el peso: Se produce una pérdida o ganancia de peso significativa sin estar a dieta.

 

Alteraciones del sueño: La persona experimenta insomnio o duerme demasiado casi todos los días.

 

Cambios psicomotores: Hay una agitación o enlentecimiento psicomotor que otros pueden observar.

 

Fatiga: La persona se siente cansada o con falta de energía casi todos los días.

 

Sentimientos de inutilidad o culpa: La persona tiene sentimientos de inutilidad o culpa excesiva o inapropiada.

 

Dificultad para concentrarse: Hay una disminución en la capacidad para pensar, concentrarse o tomar decisiones.

 

Pensamientos de muerte: La persona tiene pensamientos recurrentes de muerte, ideación suicida recurrente sin un plan específico, o un intento de suicidio o un plan específico para cometer suicidio.

 

Es importante recordar que no se debe autodiagnosticar ni diagnosticar a otros. Solo un profesional de la salud mental puede determinar si se presenta el diagnóstico de depresión.

 

En cuanto a las ideas suicidas, la mayoría de las personas que las tienen comunican sus pensamientos a al menos una persona. Pueden presentar sentimientos de inutilidad o desesperanza, pensamientos negativos constantes, dificultad para imaginar una solución a sus problemas que no sea el suicidio, o expresar explícitamente que no quieren seguir viviendo.

 

Si una persona está planeando el suicidio, puede buscar información sobre cómo llevarlo a cabo, comenzar a deshacerse de sus pertenencias personales o despedirse de sus seres queridos como una forma de prepararse.

 

“Si se identifica con los síntomas mencionados anteriormente, le sugiero que siga estos pasos; hable con alguien de confianza sobre cómo se siente,  consulte a un profesional de la salud, como un médico o psicólogo. Ellos pueden proporcionar el apoyo necesario y discutir las opciones de tratamiento. En caso de emergencia, si cree que puede hacerse daño, contacte inmediatamente a los servicios de emergencia o a una línea de atención telefónica para situaciones de crisis (La línea telefónica *4141 es completamente gratuita y se puede llamar desde celulares de lunes a domingo, las 24 horas del día. Podrá contactar con un psicólogo especialmente capacitado que lo escuchará y ayudará)”, contesta Javiera Flandez.

 

Importante: Asegúrese de que el profesional de salud mental esté registrado en la Superintendencia de Salud. El registro en la Superintendencia de Salud implica que el profesional está validado para atender a personas con problemas de salud mental. Para verificar esto, puede seguir estos pasos:

 

Visite el sitio web de la Superintendencia de Salud.

 

Busque la sección de “Registro de Profesionales de la Salud”.

 

Ingrese el número de registro del profesional en el campo correspondiente.

 

Haga clic en “Buscar” o “Verificar”.

 

Este paso es muy importante ya que en el último tiempo se ha identificado a muchas personas que se hacen pasar por psicólogos y ofrecen psicoterapia, sin contar con el título correspondiente. Debemos recordar que con la salud mental no se juega.

 

¿En qué edades es más común la depresión? Responde Javiera que “La depresión es una condición que puede afectar a personas de todas las edades, pero se presenta con mayor frecuencia en individuos entre los 15 y los 30 años. Es interesante notar que la depresión es dos veces más común en mujeres, especialmente en aquellas de menor nivel socioeconómico”.

 

“En cuanto a otros grupos de edad, la prevalencia de la depresión infantil en Chile ha alcanzado el 5% y está en aumento. Esto puede estar relacionado con experiencias de abandono y la falta de satisfacción de necesidades básicas, incluyendo el soporte afectivo. En los adultos mayores, hemos observado un aumento en la prevalencia de la depresión, pasando de un 24% en 2019 a un 38% en 2023”, indica.

 

“En relación a las tasas de suicidio, estas son más altas en las personas entre 45 y 54 años y en aquellos mayores de 80 años. Los adultos mayores, a partir de los 60 años, presentan una tasa de suicidio del 12,45% por cada 100.000 habitantes. En términos absolutos, esto significa que en Chile, 360 adultos mayores cometen suicidio cada año. Es importante considerar que la participación social en la vejez puede contribuir a una mejor calidad de vida”.

 

“A pesar de que estos porcentajes nos proporcionan una visión general, la comprensión completa de las estadísticas sigue siendo un desafío debido a que el suicidio es un tema que a menudo se oculta, ya que es una muerte que deja más preguntas que respuestas”, cierra en este punto.

 

Valdivia y el registro de suicidios:

 

“Es realmente desgarrador ver las estadísticas de suicidio, especialmente entre los jóvenes. Cada número en esas estadísticas representa una vida perdida, una familia destrozada y una comunidad en duelo. Dicho esto, es importante que nos enfrentemos a la realidad de esta crisis con los ojos abiertos, y eso significa mirar las estadísticas. Según los datos más recientes proporcionados por la Secretaría Regional Ministerial de Salud, se registraron 201 intentos de suicidio durante el primer semestre de este año en la región, una cifra menor en comparación con el mismo periodo de 2019, cuando se registraron 288 intentos. Sin embargo, en cuanto a los fallecimientos por suicidio, se notificaron 19 en el primer semestre de este año, una cifra que supera a los 16 decesos del mismo semestre de 2019”, comenta Javiera Flandez.

 

“Por otra parte, un estudio que analizó las tasas de suicidio entre adolescentes y jóvenes en Chile desde el año 2000 hasta el 2017 reveló que la región de Los Ríos se encuentra entre las tres regiones con mayor número de suicidios. Las regiones de Aysén, Los Lagos, Magallanes y Los Ríos presentaron las tasas de mortalidad por suicidio más altas”.

 

“Específicamente, se observó una mayor frecuencia de suicidios en hombres de 20 a 24 años. Estos datos son alarmantes y nos llevan a preguntarnos: ¿qué factores podrían estar contribuyendo a estas altas tasas de suicidio en estas regiones? Aunque no puedo referirme a factores específicos de la región que puedan estar desencadenando el suicidio en los jóvenes, podríamos hipotetizar que el clima podría influir en el estado de animo, consideremos que existe la depresión estacional; también podrían estar influyendo las expectativas académicas o laborales”.

 

“Esta pregunta plantea un debate interesante y podría ser un buen tema para investigar. Además, los hallazgos podrían ayudar a desarrollar estrategias de prevención y promoción más pertinentes y acordes con el contexto y características de nuestra región”, cierra la entrevista.

Lee también...